Volver

Blog

¿Tapeamos?

El 15 de junio celebramos el Día Internacional de la tapa para promover estos pequeños platos que suelen ser sinónimo de alegría y jolgorio.

 

 

 

 

 

 

 

Si pensamos en la imagen que tienen los extranjeros sobre España nos vienen a la cabeza las siguientes palabras: fútbol, fiesta, sangría y tapas. Y es que “tapear o irse de pinchos” se ha convertido en uno de los elementos más característicos de nuestro país. Tanto, que la Real Academia de Gastronomía y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte han iniciado el trámite para que sean declaradas Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural.

 

Pero ¿hasta dónde tenemos que remontarnos para llegar al origen de las tapas?

Su surgimiento está rodeado de mitos y leyendas que se remontan a la Edad Media, cuando las tabernas solían cubrir las bebidas con una rebanada de pan o jamón para evitar que se llenarán de bichos o polvo. Pese a esto, hay varias teorías que difieren y atribuyen su origen a dos monarcas:

  • Unos creen que Alfonso X “El Sabio” fue quien creó las tapas a raíz de que por una enfermedad tuviese que tomar varios vasos de vino al día. Para evitar emborracharse acompañaba estas bebidas con una pequeña porción de comida. Desde entonces, promulgó una Ley que obligaba a todas las tabernas de Castilla a dar una pequeña ración de comida con cada copa de vino.
  • Otros piensan que su origen se remonta a Cádiz, de la mano de Alfonso XIII cuando un mozo le puso un vino con una “tapa” de jamón para evitar que le entrase arena en el vaso. Tal fue el agrado que pidió un segundo “vino con tapa”.

 

Las tapas se adaptan

Sin lugar a duda, las tapas han ido adaptándose al paso del tiempo para perdurar y convertirse en un tesoro culinario de nuestra gastronomía. Podemos encontrar desde el clásico pincho de tortilla, hasta una tapa de bravas al marmitaco. Además, podemos clasificarlas en dos grandes categorías:

  • Las tapas frías, cuya representación popular serían el jamón, la ensaladilla rusa o las banderillas. Si quieres sorprender a tus próximos invitados siempre puedes probar a crear tu propia tapa fría, o hacer pequeñas tostas de queso de cabra, cebolla caramelizada y miel.
  • Las calientes entre las que destacan la carne en salsa y las croquetas. Actualmente, este tipo de tapas han alcanzado tanta fama que ha surgido la “cocina en miniatura” con embajadores tan importantes como Ferran Adriá.

 

Podemos encontrar suculentas tapas prácticamente en cualquier bar a lo largo y ancho de la geografía española, pero siempre encontraremos pequeños matices:

  • En Segovia, Ávila o Cáceres destacan las tapas calientes, sobre todo los pimientos rellenos o los calamares a la romana.
  • Granada, suele ofrecer tapas de manera gratuita con cualquier bebida, entre estas destacan la ensaladilla rusa, la carne guisada o el cazón en adobo.
  • En el País Vasco, Navarra o la Rioja son característicos los “pintxos”. Estos suelen ser más pequeños que las tapas. Además, no suelen estar incluidos en la bebida, sino que se tienen que pedir por separado. Los pinchos toman su afamado nombre porque solían ir servidos sobre un trozo de pan y atravesados por un palillo.

 

En definitiva, tapear o ir de tapas es sinónimo de salir con los amigos y familia a divertirse.

 

Vive el mundo del tapeo en nuestro Centro. La Choza de David y Casa García, te sorprenderán con increíbles tapas. ¿Te animas a probarlas?

Compartir: