Volver

Blog

Consejos para cuidar a tu mascota

Con la llegada del buen tiempo nos apetece pasar más tiempo al aire libre con nuestra mascota, dar largos paseos por el parque o descubrir nuevos lugares, pero también hay que tener en cuenta que con la primavera hay más peligros para ellos fuera de casa.

 

 

 

 

 

 

La salud es lo más importante

Antes de sacar a nuestros fieles amigos a la calle, hay que tener en cuenta dos aspectos clave: las vacunas y el uso de un buen antiparasitario.

  • Las vacunas: al igual que las personas, los animales tienen un calendario de vacunas, que se debe de seguir, para que puedan tener una mejor vida. Este varía en función de la raza, el estado inmunológico y el estilo de vida de la mascota. Además, en los dos primeros meses es importante que nuestra mascota no entre en contacto con otros animales, ni con el exterior ya que todavía no está vacunada.
  • Los parásitos: son los peores enemigos de las mascotas, ya que pueden llegar a dañar seriamente su salud y también la nuestra. De tal forma que es necesario el uso de un buen antiparasitario tanto interno como externo. Cada animal tiene unas necesidades específicas, y por eso existen distintos antiparasitarios en el mercado para cada tipo de mascota.

Otro punto a tener en cuenta son los trámites burocráticos, ya que para tener a tu animal de compañía bien localizado es obligatorio ponerle microchip y obtener su cartilla sanitaria para llevar al día sus vacunas e historial veterinario.

 

No hay que olvidarse de los cuidados

Los cuidados de los animales también son muy importantes para que puedan estar más sanos y, por lo tanto, más felices.

En el caso de los perros, es necesario sacarlos a pasear unas tres veces al día porque tienen que socializar con otros perros, hacer ejercicio y jugar. Por el contrario, los gatos no necesitan salir de casa, pero se debe de generar un entorno divertido para que no se aburran y cambiar la arena donde hacen sus necesidades periódicamente.

Alimentación, un factor esencial

Una buena alimentación es sinónimo de una mascota activa y sana. Los perros saben racionar peor la comida que los gatos, por lo que hay que dosificarles el alimento en tres o dos veces al día. Además, al igual que a las personas, a los animales también les gustan las chuches, de modo que de vez en cuando se les puede dar como premio cuando hacen algo bien u obedecen una orden. Hay que recordar dejar siempre agua fresca a su total disposición, sobre todo los meses más calurosos del año.

El baño, la higiene es lo primero

El baño es un cuidado igual de importante que los anteriores, aunque los perros y los gatos se “asean” diariamente ellos mismos, en el caso de los perros es necesario bañarles con productos específicos para su tipo de pelo una vez al mes. Para que su pelaje luzca más bonito se deben de cepillar diariamente, y también se pueden usar champús en seco o toallitas en el caso de que se ensucien demasiado en la calle. Por el contrario, los gatos al no salir de casa no se tienen porque bañar nunca aunque sí que se deben de cepillar periódicamente.

Si sigues todos estos consejos, tendrás animales felices, sanos y sociables con los que disfrutar.

 

En Kiwoko, en CC Madrid Sur, podrás encontrar todo lo necesario para cuidar a tu mascota. ¡Nuestro equipo especializado estará encantado de ayudarte!

Compartir: